martes, 8 de septiembre de 2015

¡Qué felicidad la mía!





  –En contestación a su nueva aunque previsible demanda le dije: "Quizá el amor lo pueda todo, pero la enfermedad mental es una férrea contrincante. Y terminé con un: "Miedo me das...".
  
  Mi pequeña traviesa, ese gusto que tienes de andarte tanto por la ramas, de anudar nudos que sufren de ansiedad, de enredarte en amoríos con un profiláctico matacorazones...; de jugártela después a una carta porque, claro, tanto mareo te lleva más tarde o más temprano a caer en el impulso de algo que afirmas repudiar. 
  
  –¿Que las impulsivas no dudan? Yo diría que lo hacen más, fíjese. Y así se lo hice saber.
  
  Ese vicio, traviesa mía, te pertenece enteramente a ti, nada tiene que ver conmigo. Así que tus ataques póstumos de nervios no me apetecen, no ya, menos ese adagio último: "perdóname, por favor, todavía te quiero". Aun estando seguro de cuanto te digo, y juzgándome preparado para rechazarte, creo no merecer más confusiones por tu parte. ¡Ay mi eterna y dulce, y pequeña y traviesa mía! Yo sí que te quiero y te amo todavía, de eso estoy perdidamente seguro; y no es que esté perdidamente seguro de que te amo y te quiero todavía, simplemente te quiero y te amo, sin el todavía; no puede ser de otro modo, puesto que nunca he dejado de hacerlo. Pero vives tan confundida... que con quererte no basta. 

  Tú bien sabes que si por mí fuera te pondría un monumento al delirio consumado y otro a la pasión, el problema aquí es que no durarían mucho, pues los derribas en un santiamén; y, cómo entenderás, no voy a pegarme semejante paliza de trabajo para que luego me vengas llorando, histérica, y más e indudablemente confundida si cabe, y me mandes, junto con el monumento, a freír espárragos trigueros, como has hecho otras tantas veces, esos que tanto te gustan, aliñados con salsa de almendras. Te quiero casi tanto como me quiero a mí, pequeña y traviesa mía, pero estás muy mal de la cabeza, mucho, punto importante a tener en cuenta, primordial, diría yo, pese a hallarse dentro del primor que me pierde; y mientras antes lo aceptemos mejor. 

  
  –Hasta aquí, no dudé. Piense que si seguíamos así, habríamos pasado de ser una loca a dos locos, y entonces ya no hubiera habido sensatez que nos frenara. "¿Acaso es ése tu cometido?", me dijo. "Miedo me das...", dije yo. Y miedo me dio.

viernes, 17 de abril de 2015

Dedicado a todos los sordos


A los siete años de edad:
Niño: Papá, yo quiero ser pintor.
Padre: ¿Pintor?... ¡¡A estudiar he dicho!!
A los veinte:
Niño: Finalmente, me matriculo en Bellas Artes. He decidido que quiero ser pintor.
Amigos: ¿De brocha gorda? ja,ja,ja. Pintor dice, ja,ja,ja.
A los treinta:
Niño: ¡Nadie se interesa por mi trabajo! ¿Crees que soy buen pintor?
Novia (ex novia tiempo después): Hum… bueno… yo... ¡¿Comemos algo?!
A los cuarenta:
Niño: Mañana es la exposición. ¿Y si no gusta?
Conocidos: kakakifghtb... (A estas alturas, el niño ha aprendido a oír sin escuchar).
A los setenta:
Niño: Quiero dedicar este premio a la persona más importante de mi vida, alguien que siempre creyó en mí, a quien amo de un modo infinito. 

«Siempre has sido tan sordo como yo, esposo mío», piensa ella, visiblemente emocionada.

Cuento infantil: El caballero y la princesa (porque el amor obra milagros)


Cuenta la leyenda que un joven caballero tuvo que partir con el fin de servir al rey del condado. Eran tiempos de guerra, motivo por el cual se conocía la fecha de partida mas no de regreso. La princesa del reino, única hija del monarca, se hallaba secretamente enamorada del joven caballero, pues su padre atesoraba el firme propósito de desposarla con un apuesto príncipe de un condado cercano.
   La noche antes de la partida, caballero y princesa viéronse a escondidas para despedirse.
   -Si no regreso, amada mía, si esas inhóspitas tierras a las que me dirijo me separan de vos para siempre, júreme que será usted dueña y señora del condado, felizmente desposada con un hombre de  bien que se preocupe en hacerla dichosa.

jueves, 12 de marzo de 2015

Ya disponible la 2ª edición de _Sabrás perdonarme_. Marzo de 2015.




Algunas opiniones en Amazon:

"Libro muy bien estructurado desde el principio lo que hace seguir y seguir leyendo los personajes bien trabajados y la historia muy buena que te hace seguir hasta terminar el libro con ganas de más, una sorpresa para mi me ha gustado mucho, lo recomiendo totalmente". 

"Es una novela en la que se mezclan magistralmente sentimientos y situaciones vitales en una trama donde los personajes son llevados al límite de sus posibilidades. Todo ello consigue hacer que el lector se enganche a la historia y desee conocer progresivamente las decisiones por las que se decanta cada uno.
Yo destacaría el gran desarrollo de todos los personajes principales y cómo las circunstancias que les toca vivir se van entremezclando unas con otras hasta llegar al imprevisible desenlace final.
Además, me ha gustado especialmente que el argumento trascurra entre Barcelona y Roma, dos ciudades que me encantan y que admiro por su belleza y su historia.
Muy recomendable para todos aquellos lectores que disfruten con personajes completos y maduros".


Sinopsis en Amazon:

Medianoche de un miércoles, dos semanas para la Navidad, Ana recibe una llamada de su jefe, el señor Pere i Calabuig, para comunicarle que cuenta con quince días de vacaciones. Después de colgar el teléfono, se dirige al despacho y se acomoda frente al ordenador que, al parecer, Oliver ha olvidado encendido. No sin cierto asombro, pues él dice aborrecer ese programa de sucesos paranormales, le da al «volver a reproducir» de la pantalla. En esta ocasión el presentador habla de un bosque, de un lugar poblado de leyendas…, de un parque: El Parque de los Monstruos, en Bomarzo. Acaba el programa y, embriagada por la incipiente idea de visitar el lugar, busca vuelos a Roma.
Ya en tierras italianas, desde que reciba un impensable email con remitente desconocido y un mensaje de su chico donde le confiesa que está con otra, se verá inmersa en un juego peligroso del que quizá también él forma parte. Lo que iban a ser días de descanso se tornan un escenario lleno de redes ocultas y nombres en el cual deberá estar atenta a cada una de las señales que irrumpan su camino; pues todo converge en una única y despiadada pista: su vida corre peligro.
La presencia de dos hombres cuando todo no haya hecho más que empezar será el ingrediente clave para que Ana, sola en la ciudad, crea enloquecer. Fausto, un caballero misterioso que afirma saber mucho de ella, le revelará un gran secreto. ¿Puede alguien leer mentes ajenas o ver el futuro en sueños? Por su lado, los servicios de inteligencia italiana trabajan en un caso que les acercará a ella. 

La partida ha empezado, pasado y futuro se encuentran para hallar la respuesta. Una historia de vidas paralelas donde nada es lo que parece. 

Detalles del libro:


  • Formato: Versión Kindle
  • Tamaño del archivo: 741 KB
  • Longitud de impresión: 409
  • Uso simultáneo de dispositivos: Sin límite
  • Vendido por: Amazon Media EU S.à r.l.
  • Idioma: Español
  • ASIN: B00KHB7EMO

Para adquirirla