lunes, 9 de septiembre de 2013

Lo que nunca te dedico


53. Perdí el rumbo una vez más, convencido de que en esta ocasión me había perdido para siempre.
52. Mi mayor logro a tu lado ha sido, créeme, conseguir alejarme.
51. De haber sabido que era imposible lo habría intentado antes. 
50. La distancia que nos separa es la misma que mantiene mi ilusión de algún día tenerte cerca.
49. Es precisamente ser conocedor de lo imposible que eres lo que me mantiene firmemente atado a ti.
48. Distancia es donde tú no estás.
47. De tu boca me quedo con tu boca.
46. La ausencia de miedo es exceso de confianza. Te confío en exceso.
45. El destino ha querido que, durante años, hayamos ocupado el lado del sofá que esconde el perfil bueno de cada uno. Ahora que lo pienso: qué sabia ley, la de la causalidad.
44. Dime con quién vas, y tendré que conocerte todavía.
43. El que espera, espera. Mientras, puede jugar a soñar despierto.
42· Por cierto, qué gran frase para 'niños' aquella de "hasta el infinito y más allá".
41· ¿Quién te dijo que nada es lo que parece? Me gustaría conocerle.
40· ¡Silencio he dicho!, que se me acumulan los sueños.
39· Ahora cierra los ojos y lee. ¿Qué escribe tu alma? Tras entender el mensaje, procede. Dentro, todo es verdad, fuera, demasiado confuso.
38· Que mucho te amé es cierto. Que siempre te amaré... Perdón, ya sabes de mi vicio por ser lingüísticamente correcto.
37· Sin buscarte, te encontré. El caso es que ya te conocía.
36· Es en la quietud de mi mente donde todo tiene razón de ser: tú, yo, todo lo demás.
35· Miro hacia arriba y observo el blanco roto de las paredes; miro hacia un lado, más blanco, más roto; me giro, no puede ser más blanco, por qué es tan extremadamente roto. Ya no miro. Entonces te veo, inamovible, demasiado eterna. ¿Por qué tan eterna?
34· Lo reconozco, aveces escribo porque disfruto haciéndolo; otras, para rozarte con mis versos.
33· ¿Todavía preguntas a los demás si creen que  fue cierto? ¡Ay de ti y de tu amor! Ambos tan confusos como el primer día.
32· Resisto lo que resisto porque sé que el final será cuando yo elija empezar mis días.
31· Qué es sino el influjo de tu mirada lo que me hace sentir que todavía sigo siendo niño.
30· Salta, canta, ríe, llora, pero haz; la quietud no es vida, dulce mía, la quietud es pensar en la vida.
29· En mi engaño, vivo sin certeza; en mi realidad, todo es posible, incluida la muerte.
28· Tendrás cien tesoros guardados bajo llave, yo tendré uno revoloteando por el aire y podré volar.
27· No confundo triunfo con ansias de enriquecerme. Mas si algún día tengo más de la cuenta, que sea libre de cargas.
26· La mentira reside en la cobardía. Mi verdad, aunque a veces sin cabida, te abre la puerta.
25· Cuando me reconozco, reconozco cuanto me rodea. Entonces te beso.
24· Por fin entendí que la gloria se resiste a la cima. ¡Bendito camino! 
23· –De profesión, masajista.
      –¿Perdón? –inquiere incrédulo, observando al infeliz sin manos.
      –No son mis manos las que paliarán sus contracturas, señor.
22· Te vi y volví a creer en el amor. Así de simple.
21· Es el influjo de tus palabras lo que nace con mi admiración y muere en mi razón.
20· La confianza de saberme parte de tu todo.
19· No son mis palabras las que te hablan, es la forma en que las escuchas.
18· Descubrí que era capaz de volar sin alas, ya no sé cómo parar.
17· Fe en la grandeza y magia de tu Universo.
16· Siempre se recuerda lo grande, mas afirman que la importancia reside en lo pequeño.
15· Lo más maravilloso de tenerte cerca es saber que nunca estuvimos separados.
14· Nunca dejes de soñar, quizá sea la única verdad absoluta que existe.
13· Todo termina y todo empieza llegado el momento, pero el momento es ahora.
12· Y entonces entendí que la vida me dio cuanto creí que me pertenecía.
11· La Luna empezó a llorar, y las estrellas quisieron corresponderle.
10· Si tuvieras la mitad de Fe que yo tengo en ti, sufrirías de empacho permanente.
 9· Certeza es cuando digo que te amo.
 8· Todo es más sencillo cuando entiendes que, lo verdaderamente importante, solo tienes que sentirlo.
 7· Verte sonreír cuando te hablo es más significativo que cualquier silencio devenido en palabra.
 6· Lo que está dentro no se busca, se haya.
 5· El misterio y gran certeza de que, si nada es imposible, todo es posible. Entonces, ¿nos amamos?
 4· Las barreras son mentales. ¡Bésame!
 3· Tus mayores complejos están fuera de ti, ¡ciérrales la puerta!
 2· Brillo cada vez que escucho tu voz cerca de la mía. Qué maravilla sentir cómo se enredan.
 1· Y entonces sucedió lo inexplicable y, sin más, se convirtió en verdad.

1 comentario: